PARAPENTE EN ALTA MONTAÑA

biplaza_montanas_nevadasPARALPINISMO

El parapente de alta montaña o el paralpinismo es una disciplina exigente, ya que el que la practica debe reunir cualidades de piloto de parapente y de alpinista.

Si eres un piloto de parapente autónomo y quieres volar desde cualquiera de estas cimas, te acompañamos, guiándote a la cima y asistiéndote en el despegue y en el aterrizaje.

 

 

Desde los grandes picos de los Alpes

Vuela en parapente desde el Mont Blanc / Monte Rosa / Gran Paradiso.

Objetivo Mont Blanc:

Nivel de dificultad: cfmb3

La ascensión al Mont Blanc (4.810 m), el pico más alto de Europa, puede ser acometida por cualquier persona en buena condición física. Sin embargo, existen importantes condicionantes debido a la altitud y a los cambios climatológicos durante el ascenso, que exigen que esta actividad se realice siempre bajo la supervisión y asistencia de un Guía de Alta Montaña. Una vez en la cima, nuestros guías comprueban que las condiciones climatológicas sean adecuadas para afrontar el vuelo y te asisten en todo momento durante el despegue y aterrizaje.

Si eres un piloto de parapente autónomo y tienes el deseo de volar desde una cima emblemática como el Mont Blanc, ponte en contacto con Rock&Fly para contratar esta actividad.

DESGARGA AQUÍ EL PROGRAMA DE ESTA ACTIVIDAD

 leer más

Asciende a la cima del Mont Blanc y desciende volando hasta el valle.

Volar en alta montaña no sólo requiere un buen nivel de experiencia en parapente. Es frecuente que algunos buenos parapentistas subestimen erróneamente la naturaleza técnica de esta práctica, comparándolo con un “splash” en condiciones de calma.

La realidad es que, además, hay otros factores muy importantes a tener en cuenta como la altitud y el peso de la mochila que llevamos. Una ascensión en alta montaña, con una vela en la espalda, por muy ligera que sea, requiere un cierto grado de preparación previa en alpinismo.

Además, en alta montaña,las condiciones de viento son más duras, por lo que hay que hacer un análisis exhaustivo de las diferentes masas de aire de cruce (dirección y velocidad), el viento en el valle y la cobertura de nubes, sin olvidar que el estado de la nieve puede condicionar de manera importante, la preparación y despegue. Por último, los vuelos son especialmente largos, llegando a alcanzar los 50 minutos desde la cima del Mont Blanc.

En el alpinismo, la preparación desde el punto de vista físico y técnico es esencial, pues no se puede dejar nada a la improvisación. Por ello, si careces de experiencia en alta montaña, Rock&Fly te proporciona la posibilidad de realizar una preparación previa adecuada para esta actividad.

detalles

Algunos consejos prácticos:

Estos consejos están destinados principalmente a los parapentistas autónomos que quieran probar la aventura del paralpinismo, pero también son útiles para los pilotos de tándem.

  • En primer lugar, debemos conocer bien el equipo de vuelo que vamos a utilizar y ser capaces de manejarlo en todas las condiciones: con viento nulo, con viento cruzado o con viento fuerte.
  • Debemos ser también conscientes de que nuestras capacidades físicas disminuyen en altura a causa del menor nivel de oxígeno, por lo que es necesaria una aclimatación previa.
  • Por último, la preparación y el plegado de la vela y el arnés requieren una mayor atención y meticulosidad.

mochila

MATERIAL ACONSEJABLE:

Volar en alta montaña implica abordar un binomio de actividades en el que juega un papel fundamental la elección del material y la equipación técnica, para lo que te facilitamos una serie de indicaciones:

  • Equipamiento de alpinismo: Botas, equipo técnico, arnés crampones, piolet, casco. En cuanto al piolet y crampones, hay que buscar una solución de compromiso entre el peso y la eficiencia: el piolet no debe ser demasiado largo, ya que podría ser muy incómodo para el vuelo. La ropa será la apropiada para alta montaña. Sólo añadiremos como detalle a tener muy en cuenta, la elección del tipo de guantes ya que, durante el vuelo, las manos se enfrían muchísimo, por lo que es aconsejable contar incluso con un calentador pequeño “químico” en cada guante, que activaremos antes del despegue. También debemos incidir en la importancia de llevar un pasamontañas para proteger la cabeza y la nariz durante el vuelo.
  • La elección de la mochila para transportar el parapente es también muy importante. Es imprescindible hacer una prueba previa para asegurarse de que tiene la suficiente capacidad para albergar todo tu equipo de alpinismo y de vuelo, incluida la ropa. Debe ser agradable de llevar y contar con un porta- piolets. La mochila se llevará a la espalda durante el vuelo.
  • El Parapente: Por supuesto, la vela debe de ser “Light” y fácil de manejar. Hoy muchos fabricantes comercializan velas ligeras, que pueden ser idóneas para esta actividad, aunque por nuestra experiencia quizá las velas de “Speed Flying” no sean las más recomendables porque, si bien favorecen el despegue con vientos fuertes, pueden limitar mucho las posibilidades de vuelo con poco viento.
  • La Silla debe ser también muy ligera: existen varios modelos en el mercado que lo son, pero además de ser ligera, debemos elegir una silla suficientemente grande para permitirnos volar con todas las prendas de abrigo y el arnés de escalada puestos. Lo más importante en alta montaña es ajustar la silla correctamente, por lo que obviamente es esencial hacer un ajuste previo de prueba para disfrutar del vuelo seguro y sentado cómodamente.
  • Paracaídas de Emergencia: Como Guía profesional tengo la obligación de aconsejar que se lleve el paracaídas de emergencia. Hoy varios fabricantes comercializan  paracaídas de emergencia muy ligeros, pero debemos tener en cuenta que el arnés ligero no suele llevar mecanismos de anclaje, por lo debemos contar con unas cintas para conectar el paracaídas y el arnés.

Otros detalles:

En una pendiente de nieve, la vela tiene tendencia a deslizarse e incluso puede tender a enredarse o ser difícil de hinchar con poco viento.

Por ello, podemos utilizar algún mecanismo para anclar la vela en el suelo -como en las tiendas de campaña- utilizando instrumentos como pueden ser unos palillos de madera de unos veinte centímetros.

En cualquier caso, podemos utilizar simplemente un poco de cinta americana.